Braquiterapia 

 

Mostramos nuestra experiencia mediante el tratamiento con braquiterapia con Iridio 192 administrando una dosis total de 4000 cGy a 2 mm de profundidad. En total han sido tratados 23 pacientes con carcinoma de la unión cutáneo tarsal, sobre un total de 24 lesiones tratadas (un paciente con lesión bilateral). Con un seguimiento medio de 43 meses, el control locorregional ha sido del 91.6%. Los dos pacientes que presentaron recidiva local del tumor fueron rescatados quirúrgicamente. El resultado cosmético y funcional ha sido satisfactorio en todos los pacientes.
La irradiación intersticial con Iridio-192 debe ser considerada como una buena modalidad terapéutica alternativa a la cirugía.
    

            Figura1. (A) Lesión exofítica nodular del párpado inferior con infiltración de la estructura tarsal (B) curetage de la lesion, (C) inserción de la aguja atraumática con seda trenzada del número 2 por debajo de la lesión. (D) Filamento de seda con la línea activa de iridio 192 en su interior.

 

 

 Figura 2. Lesión exofítica nodular y en el párpado inferior antes del tratamiento (A) y resultado clínico después del tratamiento con curetage + braquiterapia con Iridio 192.

 

Los resultados de este estudio han sido aceptados para su publicación en International Journal of Radiation Oncology Biology Physics.

Carlos Conill,Alberto Sánchez-Reyes, Meritxell Molla, Antonio Vilalta *,
Departments of Radiation Oncology and Dermatology *
Hospital Clinic, University of Barcelona, Barcelona. SPAIN