Cerrar ventana 

Z-plastia

    Paciente de 32 años exdrogadicta vía intravenosa y rehabilitada, que desea quitarse el tatuaje de antebrazo por el estigma social que le causa.

    Dada las características socioeconómicas de la paciente no es posible el tratamiento con láser, por lo que se plantea una solución quirúrgica.

    Este caso fue solucionado mediante una extirpación quirúrgica y cierre por Z-plastia Se empleó esta técnica para evitar que el cierre directo de un defecto longitudinal de este tamaño en contra de las líneas de tensión pueda provocar la aparición de una cicatriz hipertrófica, como la que estamos acostumbrados a observar en enfermos traumatológicos después de la reparación mediante osteosíntesis con placas de fracturas de brazo o pierna.


Pulsar para agrandar la imagen

Cuando la longitud del defecto es grande, es preferible usar Z-plastias múltiples.


Pulsar para agrandar la imagen

Cerrar ventana