Este defecto está compuesto de dos rombos, uno encima de otro, que permiten el diseño de dos colgajos romboidales de Limberg yuxtapuestos.

Doble Limberg

    

  

Para lesiones de gran tamaño, como estos dos carcinomas espinocelulares  juntos en la frente de esta paciente, es aconsejable delimitar un defecto rectangular alargado que englobe ambas lesiones.
 
   
 
 
 
Una vez que ambos colgajos son disecados y ampliamente despegados  se procede a la movilización, de forma que cada colgajo cubre la zona romboidal correspondiente del defecto.
 
Este doble colgajo tiene la ventaja de ser predictible por estar diseñado geométricamente. Sin embargo su mayor inconveniente es la enorme movilización de tejidos necesaria.
 
 
 
                                                                   Control postoperatorio: 3 meses
 
  Control postoperatorio al año.
 
Buen aspecto de la cicatriz. Como es propio de estos pacientes con piel intensamente fotodañada, continúa desarrollando queratosis actínicas en toda al frente, que son tratadas con crioterapia periodicamente.
 
 
 
 

Dr. Francisco Russo de la Torre