Colgajo Tarsoconjuntival

    

    

 

Cuando el defecto supera los dos tercios del borde libre de párpado inferior, es a menudo necesario reforzar el borde libre con un injerto condromucoso de tabique nasal o un colgajo tarsoconjuntival de párpado superior.

 
 
 
Este caso se trataba de una paciente con un carcinoma basocelular de canto externo que afectaba borde libre y llegaba incluso a retraerlo inferiormente. Se resolvió con un colgajo tarsoconjuntival y posterior colgajo cutáneo de rotación de mejilla.
 
 
Para ello se evierte el parpado superior y se labra un colgajo tarsoconjuntival digitiforme que se transpone al defecto del borde libre de párpado inferior, suturándose al tarso que queda tras la extirpación primaria de la lesión.
En muchas ocasiones no es necesario suturar el defecto que queda en tarso de párpado superior .
 

 

Una vez realizado el reforzamiento de borde libre de párpado inferior, se inicia el colgajo de rotación de mejilla para cubrir el defecto cutáneo.

Se incide lateralmente siempre con una inclinación superior para evitar al máximo el ectropion. Como el defecto cutáneo no era demasiado grande no fue precisó extender inferiormente la incisión a toda la mejilla (colgajo de Mustardé) sino que el triángulo de Burow de descarga se pudo realizar a mitad de mejilla.
Como se muestra en la imagen, el edema es importante en intervenciones largas donde es preciso un colgajo tarsoconjuntival previo.
 

 

 
 
Resultado postoperatorio al año.
 

 

 
 
 
 
 

Dr. Francisco Russo de la Torre

Dr. Miguel Angel Cabrerizo Morillas